En este episodio de la sección de contenido colaborativo David Lozano nos comenta 10 cosas que comparten las webs de éxito:

  1. Tener un objetivo único y claramente definido y una propuesta única de venta que:
    • De a entender que al comprar X obtendrás Y.
    • Sea única y singular.
    • Sea potente.
  2. Lenguaje cercano y libre de tecnicismos: Los usuarios no compran cosas que no entienden y los tecnicismos crean distancia.
  3. Limita el uso de imágenes y colores: Antes de añadir una imagen, ver si aporta valor o solo es de adorno.

    No abusar de colores, de media el 60% es relleno (por ejemplo el blanco de fondo), el 30% es un color secundario (por ejemplo el color del texto) y el 10% es color de acento (las cosas que destacamos, como por ejemplo la llamada a la acción. Nos ayuda a priorizar).
  4. Ofrecer pocas opciones de cosas que se puedan hacer: El tiempo para tomar una opción aumenta según el número de opciones disponibles y su complejidad.

    Podemos revisar el menú para ver si los elementos destacados en la parte superior (menú principal) están alineados con nuestro objetivo y dejar el resto de elementos que no sean importantes para el pié de página.
  5. Formulario de contacto: Debe tener solo los datos estrictamente necesarios. Es importante que no haya demasiados campos para que esto no impida que nos contacten (en el caso de que la conversión que busquemos sea el contacto).

    Podemos usar más campos para filtrar en caso de que nos lleguen muchos contactos. Por ejemplo podemos preguntar cuál es el presupuesto del que dispone el cliente y dar opciones desde una cifra concreta para que no nos contacte gente con un presupuesto inferior.
  6. Cuidan la legibilidad de los textos: No utilices textos pequeños y con falta de contraste, ya que dificultan su legibilidad y puede ser un problema para gente con problemas de visión.

    Debe haber contraste entre el fondo y el texto que esté encima.
  7. Velocidad de carga: En este aspecto influyen bastantes factores, entre ellos la plantilla que utilicemos, el servidor en el que se aloje la web y si utilizamos muchas imágenes, vídeos y similares o si son pesados.

    Si una web tarda más de 3 segundos en cargar, lo más seguro es que el usuario se vaya y en móvil esta cifra baja a 1-2 segundos.

    Podemos ver pistas de qué mejorar con herramientas como Page Speed y GtMetrix entre otras.
  8. Adaptan el contenido según el tamaño de la pantalla: No solo se trata de hacer la web responsive (que se adapte en tamaño), si no que a veces puede ser necesario acortar el texto que se mostrará en móvil y ocultar o cambiar ciertos elementos para adaptar mejor la versión móvil.

    Podemos utilizar la sección de tecnología de Google Analytics para ver cuánta gente entra en cada tipo de dispositivo y priorizar la adaptación de las resoluciones que correspondan.
  9. Portada que responda a 3 preguntas clave:
    • ¿Qué hay de bueno para mí? / ¿Qué me ofrece? (Título)
    • ¿Cómo hará este producto o servicio que mi vida sea mejor? (Subtítulo)
    • ¿Qué debo hacer a continuación? (Llamada a la acción)
  10. Hacer caso a los profesionales: Si contratas a un profesional, deja que te guíe en el proceso. En este caso lo que debes es valorar si lo que propone está alineado con el objetivo de la página.

Además David nos recomienda centrar la atención en los usuarios y en el beneficio que les vas a aportar, en lugar de centrarte en vender tu producto sin enfocarte en el usuario y que utilicemos alguna herramienta de analítica para tomar mejores decisiones.

Puedes encontrar a David Lozano en su web: davidlozano.pro

Y puedes conocer al resto de la comunidad de No emprendas solo en noemprendassolo.com/comunidad

¿Quieres aportar valor con contenido colaborativo como el de David o participar en una entrevista? Envíame un mensaje a miguel@angelcabaleiro.com y lo hablamos 😉

¡Un abrazo y gracias por tu apoyo!